La viña en abril

La finca

Finca La Emperatriz está situada en el extremo noroccidental de la DOC Rioja, entre las sierras Cantabria y Demanda, a 570 m de altitud (una de las zonas más elevadas de la Rioja Alta). El clima es más continental que lo habitual en Rioja pero a la vez atemperado por la influencia del Cantábrico.

 

El suelo de la finca está cubierto por una capa de 40 cm de canto rodado, que facilita el drenaje y provoca estrés hídrico en las cepas. Además, la blancura de las piedras refleja la luz solar y aumenta la insolación de las plantas, favoreciendo la concentración de polifenoles en las bayas. Se trata de un suelo muy singular, pobre y de extrema dureza, que aporta a los vinos una elegancia y mineralidad distintivas y un gran potencial de envejecimiento.

 

Finca La Emperatriz es un viñedo de 101 Ha, pero Eduardo y Víctor Hernáiz la dividieron en una serie de parcelas a partir de criterios microclimáticos y edafológicos. Esto permite practicar una viticultura y enología personalizadas para cada una de las parcelas en función de sus características (clima, terroir, variedad, porta-injerto, edad, conducción, etc.) y obtener así vinos de personalidades diferentes.